Máster en Profesor de ESO y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas

master

 

El Máster va dirigido a aquellos titulados universitarios, interesados en la tarea docente, que deseen formarse para ser profesores de educación secundaria obligatoria, bachillerato, formación profesional o enseñanzas de idiomas. Será condición indispensable que los aspirantes a ingresar en el Máster tengan una buena formación en los contenidos disciplinares correspondientes a la especialidad elegida, dado que los contenidos del Máster son esencialmente profesionalizadores y atienden a la formación práctica con una sólida base psicopedagógica.

El Plan de Estudios de este Máster se estructura en torno a tres módulos: Genérico (3 asignaturas), Específico (5 asignaturas) y Prácticum. Además, hay que realizar un Trabajo Fin de Máster.

El Máster tiene una carga de 60 créditos ECTS, equivalentes a 1.500 horas, a desarrollar en un año académico.

El Departamento de Pedagogía participa en la docencia de este Máster con la asignatura Procesos y contextos en Educación Secundaria dentro del Módulo Genérico. Asimismo participa en la dirección de Trabajos Fin de Máster.

OBJETIVOS

Que los estudiantes

1. Adquieran la capacidad de aplicar los conocimientos y destrezas adquiridos, y de resolver los problemas propios de los procesos de enseñanza-aprendizaje, en las distintas etapas y contextos educativos en los que se desarrolla la tarea docente. El Máster trabaja desde la perspectiva de que la formación pedagógica pero, sobre todo, la formación didáctica en el área de especialización correspondiente ha de integrar de forma adecuada los conocimientos teórico-científicos de la disciplina con las exigencias didácticas propias de los niveles educativos para los que se forma.

2. Integren conocimientos y puedan enfrentarse a la complejidad del sistema y de los procesos educativos en el centro y en el aula, incluyendo la reflexión y el pensamiento crítico pertinente sobre las responsabilidades sociales de la función profesional del docente y, también, la obligación de revisar periódicamente la naturaleza y la eficacia de la propia práctica.

3. Sepan comunicar y justificar sus decisiones y juicios profesionales, tanto a los docentes y profesionales de la educación con los que trabaja como a las familias de sus alumnos, al resto de la comunidad educativa y a la sociedad en general.

4. Consigan una base formativa que les permita continuar, de forma autónoma y responsable, su desarrollo profesional como docentes.

Más información